12 sept. 2012

Odio 1: Sacar trapos al sol







"Acúsalo con tu mamá, Quico". Esa frase que era muy divertida escucharla en El Chavo del 8, es una analogía a todos los mongólicos culiaos que ebullen en tuiter como moscas a la caca y que andan buscando la oportunidad de sapear a cualquier pobre tuitero que haya osado caer en algún traspie -el que sea- y le haya tocado la fibra, como para comenzar la batalla campal de ataque al pobre personaje.

Las técnicas son múltiples: 

- Denunciar en un tuit público el hecho, para enterar al resto.

- Poner el arroba de la víctima y tratarlo de malserhumano-sinvergüenza-hijodeputa-malcagado-abusador-delincuente-ladrón-asesino-malvado-blá.

- Pedir apoyo a los amiguis, contando SU VERSIÓN de los hechos.

- Erretear las respuestas de la víctima si no son satisfactorias o, derechamente, cuando la víctima ataca de vuelta. Esto, con la simple intención de que la gente tome bandos. -Por supuesto, esperando que sea a su favor, nunca tan hueón-.

- Meter, en lo posible, a la mayor cantidad de personas en un tuit, para denotar que su causa es justa.

- Si va perdiendo en la batalla, agarrar a chuchás al que se le cruce y ojalá dejarlo lo más mal parado que se pueda, incluso, gritándole la vida.

- Otros, que en este momento no recuerdo.

Cuando el asunto a nosotros no nos toca, nos da, en cierto modo lo mismo, e incluso nos podemos cagar de la risa y tomar palco para ver la mocha, pero cuando a uno intentan meterlo en alguna hueá como esta, tenemos solo dos opciones:

1- Ser decentes.

2- Caer en el punguerío.

Como yo soy de lo más decente, y no doy pie a que me metan en hueás, paro el carro rapidito y por privado, como corresponde. A mí no me gusta el actuar flaite, porque yo no lo soy y punto. Esas peleas pungas, son propias de pungas y no hay más. 

Una vez me intentaron meter en un cahuín flaite, con captura de DM's y toda la pararfenalia como prueba [Vea la foto]. "Voh te comiste al pololo de esta mina". Chucha, resulta que "el pololo de esa mina", era un loco que había visto solo una vez, por un par de horas y que andaba con una amiga. La idea simple de eso, del "acúsala con tu mamá, Lú", era que yo dejara la cagá vía Tuiter, para matar dos pájaros de un tiro; limpiar mi nombre y salvar en algo el nombre del "pololo de la mina". Como -repito- yo soy una mina ubicada y decente, no hice nada. No tenía nada que hacer. Yo solo dije, "bueno, yo no lo hice" y ya. Incluso, la persona que intentó armar el melodrama para salvar su propia dignidad, ni siquiera fue eliminada por mí. Esperé que ella lo hicera; si lo hacía, era porque la culiá sabía perfectamente bien que había metido la cabeza al wáter. Lo hizo... Así de bacán. 

Pero esa soy yo. 

A qué voy con todo esto? A que ODIO, con mi alma, cuando los guachos culiaos se gritan la vida por tuiter, y peor aún, cuando por medio de un tuit, te sacan los trapitos al sol con asuntos personales, como por ejemplo, plata. 

Existirá algo más ORDINARIO que alguien ventile ataos de dinero por una hueá que a nadie más le importa? Qué cresta me importa a mí o a usted, que Fulanito haya cagado con lucas a Menganito? Alguien pensará que con hociconear que este le debe plata a este otro, uno lo va a obligar a que le pague? No pues. Es demasiado ridículo hacer eso en tenor de venganza o con la simple intención de dejar en vergüenza al otro. 

Y también me pasó. Mi mejor amigo me la hizo, hace como una semana, el muy sacohuea me cobró una plata que ni siquiera le debo, por tuiter. Y me hirvió la sangre, siendo que justamente ahora, él me debe una cantidad de dinero considerable y jamás se la he cobrado si no es por la vía que corresponde. La del ámbito privado. 

Yo podría haberle dicho muchas cosas, pero no lo hice. No valía la pena. Quise recordarle la manera en que "fue pedida prestada la plata", para que recordara que fue una acción premeditada con él, para que su esposa no hinchara las pelotas... Pero no lo hice, así de derecha soy. Mi actuar fue simple, mandarlo a la chucha y terminar con nuestra relación de 20 años de amistad. Pico, a mí nadie me agarra pa'l hueveo y menos me viene a dejar mal en un lugar donde cuido mucho que no se sepa más allá de lo que yo quiero que se sepa. Punto final.

Me da simplemente asco enterarme de los problemas personales que tiene el hueonaje tuitero, porque yo voy a esa hueá a reírme, lloriquear o a putear, a informarme o tirar la talla, pero nunca a ventilar mi vida personal más que lo habitual y jamás metiendo a nadie en medio.  

Sabe qué pienso de las personas que andan buscando el conflicto y gozan con eso? Que son en extremo ahueonaos, subnormales de primera categoría, imbéciles a la quinta. 

Deberían morir en una tina con ácido, enfermos culiaos. 

Como dato anexo, yo me defiendo solita, no necesito apoyo de ningún gil culiao, por si no se han dado cuenta. Así que deje de jorobar con su mierda, que me importa una reverenda corneta.



PÚDRANSE.







4 comentarios:

Felipe (R.) dijo...

"Sos" la mejor hueá que hay...

Hace tiempo que no leía algo de este estilo (hace tiempo que no leía tampoco).


Saludos.

Magistral dijo...

Felipe, gracias.

Acá estaremos junto a mi compañera, tirando odio y descargando frustraciones [Por qué no, verdad?]. Es necesario y justo.

Salud!

izuokan dijo...

¿Y unas piscolitas?

Magistral dijo...

@izuokan Jajaja, no podís.